El verdadero origen del miedo

Una de las características principales para la supervivencia del ser humano siempre ha sido este impulso, limitador y beneficioso por igual, culpable de guerras e incultura y, a la vez, inspirador de arte. La sensación de miedo es innata.



El ser humano, desde que tiene conciencia de tal, ha tenido una serie de sentimientos innatos, y uno de ellos, y quizá sea una de las características principales para su supervivencia, siempre ha sido el miedo. Limitador y beneficioso por igual, el miedo ha sido el culpable de guerras e incultura, y a la vez, inspirador de arte y colaborador para nuestra supervivencia.


Pero... ¿en qué consiste con exactitud este impulso humano?

Hay que constreñir el miedo desde su ámbito físico biológico. En este aspecto, el miedo se encarga en muchas ocasiones de hacernos conscientes de los peligros externos que nos pueden amenazar, y nuestro organismo los interpreta de la siguiente forma, que relata en este artículo National Geographic, en el que selaña que:


Primero los sentidos captan el foco de peligro, pasando a ser interpretado por el cerebro , y de ahí pasa a la acción el sistema límbico. Éste se encarga de regular las emociones de lucha, huida, y ante t