September 22, 2018

April 20, 2018

Please reload

Últimos Posts

¿Los humanos son seres racionales?

July 11, 2018

1/10
Please reload

Posts Destacados

La Rodilla Parte II. Lesiones Ligamentarias

May 22, 2018

LESIONES LIGAMENTARIAS DE RODILLA

Mecanismos de lesión y ligamentos afectados

 

En la previa nota de la temática de la rodilla se hizo un recuento anatómico con el fin de comprender en dónde se localizan las principales estructuras que frecuentemente se lesionan por actividad deportiva y traumatismos. En esta ocasión se comentarán las principales lesiones ligamentarias. 

 

La lesión de ligamentos es aquélla que ocurre en la articulación de la rodilla tras realizar un movimiento que sobrepasa el rango funcional de la misma, con grados variables, que van desde una distensión hasta una ruptura del ligamento.

 

El diagnóstico de las lesiones ligamentarias de la rodilla es básicamente clínico. Los pacientes presentan dolor intenso en el sitio de la lesión, inflamación y pérdida de la capacidad de movimiento en la extremidad afectada. 

 

Dependiendo del mecanismo de lesión se puede sospechar el ligamento que fue afectado. Las lesiones del ligamento cruzado anterior se relacionan más con actividades deportivas y caídas, mientras que las del ligamento cruzado posterior se asocian con accidentes automovilísticos y trauma directos en la rodilla

 

A continuación, se describen los 5 mecanismos principales de lesión y los ligamentos afectados:

 

 

 

 

El ligamento cruzado anterior es el elemento estabilizador de la rodilla, ya que evita la traslación anterior de la tibia sobre el fémur e impide la hiperextensión de la pierna durante la rotación interna o externa. La hemartrosis (acumulación de sangre en la articulación) es el síntoma principal de la lesión en los ligamentos cruzados. Entre 60 y 70% de la hemartrosis en rodilla se asocian con lesiones en el ligamento cruzado anterior. Debido a las alteraciones del metabolismo celular y a las deficiencias celulares que ocurren después de una lesión, el ligamento cruzado anterior tiene una pobre capacidad de cicatrización a diferencia de otros ligamentos, por lo que la sustitución quirúrgica del ligamento por injerto es el tratamiento indicado cuando éste sufre una ruptura.

 

La clasificación para las lesiones ligamentarias en rodilla se basa en la inestabilidad de la articulación: rotatoria y combinada. Con la exploración física dirigida en las inserciones de los ligamentos se puede determinar la región anatómica afectada. Para esto existen pruebas como la de Lachman y Pivote, la prueba de cajón anterior y cajón posterior que permiten identificar una lesión en los ligamentos cruzados anteriores o posteriores, respectivamente.  Así mismo, existen pruebas de estrés en valgo y en varo que se utilizan para identificar qué estructuras cápsuloligamentarias y qué ligamentos están dañados.

 

 

 

En pacientes con lesiones de rodilla, los estudios de imagen son útiles para identificar las estructuras lesionadas, la resonancia magnética es altamente específica y sensible para identificar lesiones agudas, por lo que se considera el estudio de elección para establecer el diagnóstico. 

 

El tratamiento en las primeras 48 horas se enfoca a controlar el dolor y disminuir la inflamación alrededor de la lesión en la extremidad afectada. Cuando más temprano se inicie el tratamiento, mejores serán los resultados funcionales en la articulación. La aplicación de hielo (crioterapia) es el mejor antiinflamatorio local en las lesiones recientes ocasionadas por traumatismos.  La crioterapia combinada con la compresión y la elevación de la extremidad disminuyen la necesidad de oxígeno en el área afectada. De la misma manera, un control efectivo del dolor permite iniciar de forma temprana la rehabilitación después de una lesión ligamentaria de la rodilla. Lo anterior conforma la nemotecnia “RICE” (rehabilitación, (h)ielo, compresión y elevación), que conforma el protocolo inicial de tratamiento durante las primeras 48horas post-lesión y permite que el paciente se reincorpore a sus actividades cotidianas después de 6 semanas. 

 

Importante mencionar que cada caso es particular, por lo que ante una lesión de rodilla se debe acudir al médico especialista para iniciar con el protocolo de estudio y tratamiento, a la mayor brevedad posible y obtener los mejores resultados. 

 

www.kravmagaacademymx.com

 

Please reload

Busqueda por etiquetas