SERIE DE LESIONES TRAUMÁTICAS

LESIONES INTRACRANEALES

Traumatismo Craneoencefálico. Serie de Lesiones II/IV

Los traumatismos craneoencefálicos se clasifican de distintas formas; éstas incluyen fracturas de cráneo y lesiones intracraneales como contusiones, hematomas, lesiones difusas y edema.


En esta ocasión se tratará el tema de lesiones intracraneales, las cuales se pueden clasificar en focales o difusas; se pueden presentar como mecanismos separados o coexistir dependiendo el mecanismo y severidad del traumatismo.


Las lesiones cerebrales difusas comprenden desde las concusiones moderadas, donde se presenta un déficit neurológico transitorio, hasta las graves, donde hay falta de irrigación y oxígeno en el tejido cerebral lesionado. Otro patrón de lesión difusa que se observa frecuentemente, sobre todo en impactos a alta velocidad o desaceleraciones, se le conoce como lesión axonal difusa en la cual se observan hemorragias puntiformes múltiples en ambos hemisferios cerebrales, lo cual determina un síndrome clínico de daño cerebral severo y pronóstico pobre.


Por otra parte, las lesiones focales se dividen en hematomas subdurales, epidurales y contusiones cerebrales. Los hematomas epidurales representan el 0.5% de todos los pacientes con trauma cerebral y en el 9% de los traumatismos craneoencefálico que están en estado comatoso. La localización más frecuente de estos hematomas es la región temporal o temporoparietal y resultan de la arteria meníngea media causada por una fractura. En una tomografía se observan de forma lenticular, ya que la sangre separa las meninges de la tabla interna del cráneo, por lo que adopta esa forma. Por el contrario, los hematomas subdurales son más frecuentes que los epidurales; representan el 30% de los traumatismos cerebrales graves y son consecuencia del desgarro de pequeños vasos superficiales de la corteza cerebral, por lo tanto, este hematoma adopta el contorno del cerebro, lo cual se puede observar en la tomografía. Un hematoma subdural es más severo debido a la lesión de tejido cerebral concomitante. Finalmente, las contusiones cerebrales que se presentan de igual manera en cerca del 30% de las lesiones cerebrales severas, se localizan en los lóbulos frontales y temporales, principalmente debido a que los tejidos blandos del cerebro son golpeados contra las fuerzas del cráneo. Pueden ser leves, donde el paciente se si