Lucha versus Deporte.


Cada competencia de artes marciales mixtas (MMA) o torneo de sparring “alla afuera” (dojo, ring, etc) palidece en comparación con la velocidad, la ferocidad y la brutalidad de una pelea real.


Claro, los competidores entrenan duro, logran niveles impresionantes de aptitud física y se vuelven altamente calificados en lo que hacen.