Del Esfuerzo Físico a Falla Renal ¿Por qué?

RABDOMIÓLISIS POR EJERCICIO

Del esfuerzo físico extenuante a falla renal.

El músculo esquelético representa la mayor composición muscular del cuerpo humano. Como ejemplo, se encuentran los bíceps, tríceps, cuádriceps y gemelos que normalmente se ejercitan durante el entrenamiento y cuyas propiedades los permiten responder a estímulos, contraerse con fuerza ante un estímulo apropiado, elongarse más allá de su estado en reposo sin dañarse y recuperar su longitud inicial tras el estiramiento; dicho de otra manera, los músculos son excitables (respuesta a estímulos), contráctiles, extensibles y elásticos.


El músculo está compuesto por fascículos de fibras musculares o miofibras. A su vez, cada miofibra está formada por miofibrillas en donde se aloja la unidad contráctil del músculo, la sarcómera. Así mismo, el músculo está conformado en un 75% por agua, 20% proteínas y 5% fosfatos y sales minerales. Las principales proteínas del músculo son la actina y la miosina, encargadas de la función mecánica, y la mioglobina, responsable del transporte y almacenamiento de oxígeno dentro del tejido muscular. Existen otras proteínas como alfa-actinina, tropomiosina y troponina cuya importancia reside en regular la contracción y relajación del mismo.



La actividad física mantiene a los músculos activados, tonificados y oxigenados. Sin embargo, cuando no se está acostumbrado a un entrenamiento físico regular o hay una sobre exigencia del mismo, ya sea por condiciones ambientales adversas como humedad o calor extremo; sudoración excesiva o falta de reposición electrolítica adecuada, los músculos pueden llegar a dañarse, a tal grado como para producir una falla renal aguda, lo que se conoce como RABDOMIÓLISIS.


La rabdomiólisis es un síndrome que conduce a destrucción del músculo esquelético, liberándose mioglobina, electrolitos como potasio y enzimas musculares al torrente sanguíneo. La concentración de mioglobina en sangre es muy baja, pero cuando hay destrucción muscular los niveles de esta proteína se elevan tanto, que saturan las estructuras del riñón produciendo toxicidad, restringiendo el flujo sanguíneo con consecuente muerte de las células del riñón, y “derramando” mioglobina en orina, motivo por el cual se ésta se vuelve oscura. Por otra parte, el potasio que generalmente se encuentra dentro de las células, queda libre en la circulación por la destrucción muscular, lo que aumenta el riesgo de alteraciones del ritmo cardiaco e infartos.


Los síntomas clásicos son dolor severo, hipersensibilidad, rigidez, calambres, debilidad muscular, incapacidad para completar la totalidad el arco de movimiento de la extremidad, edema, inflamación y orina de color oscuro, tan oscura como un refresco de “cola”. Además, se pueden presentar síntomas sistémicos como náusea, vómito, fiebre y dolor abdominal. El punto más importante para el tratamiento de la rabdomiólisis es la hidratación rápida intravenosa para prevenir la insuficiencia renal aguda. No obstante, cuando la falla renal no se puede evitar, la hemodiálisis será la opción de tratamiento.


El pronóstico de la rabdomiólisis, cuando es tratada de manera inmediata es excelente, al igual que la recuperación de la función renal. Sin embargo, en 8% de los casos, el cuadro puede ser mortal. Otras causas de rabdomiólisis es la dada por medicamentos y traumatismos severos.

www.kravmagaacademymx.com

#medicina #musculos #ejercicio #entrenamiento #sadoc #kravmagaacademy #hidratacion #proteinas #oxigeno

Posts Destacados