ASFIXIAS

Asfixias

¿Qué sucede a nivel orgánico y fisiológico ante la falta de aire?


Se definen como la interrupción de los movimientos respiratorios e intercambio gaseoso pulmonar. Es un síndrome hipóxico (poco oxígeno) o anóxico (sin oxígeno) determinado por causas externas o internas que repercuten directa o indirectamente sobre la función respiratoria; se impide el transporte y uso del oxígeno en los tejidos.


Existen asfixias mecánicas, que son factores exógenos que actúan a través de mecanismos físicos (ahorcadura, estrangulación, sumersión y sofocación); asfixias patológicas, debida a enfermedades del corazón, colapso pulmonar y de la sangre; y asfixias químicas causadas por tóxicos.


Las asfixias mecánicas son las más violentas. Se llevan a cabo por constricción del cuello, ya sea por ahorcamiento o estrangulación; por sofocación como la oclusión de los orificios respiratorios o de las vías respiratorias; y por respiración en un ambiente distinto al normal, como sucede en la sumersión (agua) o por la inhalación de gases tóxicos.


En la asfixia por ahorcamiento y estrangulación se presenta la interrupción de la circulación sanguínea cerebral por compresión de las carótidas y yugulares, lo que genera un mecanismo de hipoxia. A su vez, existe una obstaculización al paso del aire por las vías respiratorias por compresión directa sobre la tráquea o laringe. Se necesitan 2kg de presión para ocluir las venas del cuello, 5kg de presión para comprimir las arterias carótidas y provocar un reflejo vagoinhibidor que daría lugar a la disminución de la frecuencia cardiaca o paro cardiaco y 15 kg de presión para ocluir la tráquea o laringe y evitar el paso del ai